Aceite de Oliva y Vírgenes

Aceites de Oliva Virgen: Es aquel aceite obtenido exclusivamente por procedimientos mecánicos o por otros medios físicos en condiciones, especialmente térmicas, que no produzcan la alteración del aceite, que no haya tenido más tratamiento que el lavado, la decantación, la centrifugación y el filtrado. Es un producto natural que conserva el sabor, los aromas y las vitaminas de la fruta.

Tiene la personalidad de la zona de donde procede. A su vez se clasifican en:

  • Aceite de Oliva Virgen Extra: de gusto absolutamente irreprochable y con acidez (expresada en ácido oleico), no superior a un grado.
  • Aceite de Oliva Virgen: de gusto irreprochable y con acidez no superior a 2º. (También recibe el nombre de fino en las fases de producción y comercio mayorista).
  • Aceite de Oliva Virgen Corriente: de buen gusto y con acidez no superior a 3,3º.
  • Aceite de Oliva Virgen Lampante: de gusto defectuoso o cuya acidez sea superior a 3,3º.
UA-71218940-1