Aceite de Oliva

Bajo la denominación genérica de aceite de oliva se engloban una gran cantidad de variedades y calidades que, a pesar de su larga tradición entre nosotros, inducen, a veces, a confusión.

Podemos clasificar el aceite de oliva por la variedad del fruto de procedencia (aceituna arbequina, picual, hojiblanca, empeltre, cornicabra, etc. -ver www.aceitedeoliva.com– ) que darán aceites con sus características propias; todos de excelente calidad si el proceso de elaboración es el correcto y adecuados a los gustos particulares de cada consumidor y adaptables al uso en la cocina que prefiera cada paladar.

También podemos clasificarlos por la diferente calidad del aceite. Bajo este punto de vista el Convenio Internacional del Aceite de Oliva, lo clasifica en los siguientes tipos:

Todos nuestros aceites son vírgenes extra de calidad superior, es lo que nos gusta y a lo que nos queremos dedicar, sin menospreciar, por supuesto, otras calidades del aceite. Todos aquellos aceites que obtenemos en la almazara, que no cumplen con nuestras propias exigencias, y se puede decir que son muy altas, son vendidos a granel a grandes marcas que se dedican al refine y comercialización de aceites refinados.

UA-71218940-1